SALMO 33

salmo 33 catolico

Salmo 33, “Buenos, festejen al Señor, pues los justos le deben alabar.” Así empieza este hermoso salmo que nos invita a alabar al Señor nuestro Dios, al son de cantos, arpas y guitarras. Son tantas y tan grandes las razones que tenemos todos los seres para alabar a nuestro Señor.

Por su palabra surgieron los cielos, y por su aliento todas las estrellas.” Él es el único, el más grande, el creador de todo lo que existe, nuestro creador.




SALMO 33 CATÓLICO




SALMO 33 ORACIÓN

Abrimos nuestro corazón de par en par Señor Jesús, y te entregamos este hermoso salmo 33 para alabarte y para recibirte en nuestro corazón.

Porque Tú, Señor, eres nuestro escudo protector ante los peligros y enemigos de este mundo.

Venimos a Ti, rendidos ante tu poder, para rogarte que perdones nuestras ofensas y nos protejas del mal aunque a veces no lo merezcamos.

Tú nos conoces Señor, somos débiles en nuestra carne, pero también tenemos un espíritu que nos hace especiales ante tus ojos.

Bendícenos con tu amor Señor, porque esa es la mayor fuente de protección que podemos llegar a tener.

Tú eres el creador de los cielos, el mar y la tierra; eres el creador de todas la maravillas.

Permítenos gozar de tu creación llenos de salud y de paz, y conscientes de nuestra responsabilidad con tu creación, como hijos tuyos que somos.

Te alabamos Señor, te damos gracias por la perfección de un mundo que no hemos sabido cuidar. Pero con el cual, Tú nos has bendecido y premiado.

Señor, Tú, que nos miras desde el cielo y ante Ti nada podemos ocultar, te pedimos que nos apartes de las personas que quieren hacernos daño, que desarmes sus corazones y no permitas que cumplan sus planes.

Que la justicia divina y de la tierra caiga sobre el que no te teme y no le importa el dolor ajeno.

Bendice nuestras naciones Señor, especialmente con gobernantes justos y que amen verdaderamente a su pueblo.

Y bendice Señor, a todas las personas que tienen que emigrar de sus países, dejándolo todo atrás y sin un rumbo seguro para ellos ni para sus familias.

Te rogamos Señor, por más amor y justicia entre todos los hombres, entre las naciones y entre las diferentes creencias.

Que comprendamos que por encima de todo está el amor a Ti y el amor a todos los hombres.

Amén.

También te puede interesar:

Yo te alabo Señor Jesucristo

La oración de la mañana más bonita

Oración para todos los días




más para ti

Entradas relacionadas