SALMO 141 CON ORACIÓN

salmo 141 reina valera

El salmo 141; salmo donde David pide al Señor que no lo deje caer en la provocación de su enemigo y caer en la misma forma de maldad. Así mismo, nosotros pedimos al Señor con este salmo 141 y la oración, que nos proteja de la maldad del enemigo y nos ayude a no caer en la maldad por venganza o provocación

 




SALMO 141




SALMO 141 ORACIÓN

¡Oh mi Dios! escucha mi llamado, mi oración desesperada en la que pongo toda mi esperanza hoy más que nunca.

Te llamo Señor, hoy que estoy en la dificultad, en medio de esta terrible tormenta y que siento que voy a naufragar.

Acudo a Ti, con la esperanza de que te apiades de mi situación y pongas en mi camino la solución a esta situación.

Solo de Ti, Señor, puede llegar la ayuda que necesito. Todo el mundo me ha abandonado a mi suerte, pero de Ti, todo lo espero.

Que tu misericordia llegue a mí Señor. No mires mis múltiples pecados y todas las veces que te he fallado.

Perdóname por todas mis debilidades y déjame sentir el abrazo de tu perdón en mi corazón.

Dame esa paz que hoy no tengo Señor y aparta de mí, la tentación de cometer más errores en mi vida.

Aleja de mí a todas las personas que me conducen hacia el mal y hacen que me aleje más de Ti.

Dame un corazón y una mente fuerte Señor, que me ayuden a caminar siempre por el sendero que me conduzca a Ti y que me hagan ser mejor persona cada día.

Te alabo Amado Dios y Señor, bendito sea tu santo nombre, bendita sea tu misericordia y tu amor por todos nosotros.

Señor, líbrame del daño que me quieren hacer personas malvadas, del daño físico y también del daño con la palabra o con la mala acción.

Defiéndeme de aquellos que me quieren traicionar o estafar, de todos los que hablan mal de mí y me desean el mal.

Protégeme Señor Jesús, de mis enemigos; haz que se olviden y se aparten de mí para siempre. Que sus corazones llenos de odio y maldad se transformen y se olviden de causarme daño.

Te pido por ellos también Dios santo, porque también te necesitan para encontrar el rumbo de sus vidas y la paz que solo proviene de Ti.

Ábreme tus brazos en este día Señor, escucha mi oración y cúbreme con los rayos que brotan de tu sagrado corazón, cargados de luz, bondad y dicha.

En este día Jesús, mi mirada y mi pensamiento están puestos en Ti, todas mis necesidades te las entrego y te confío mis más íntimos deseos de salir adelante de tu mano, de no volver a decepcionarte ni alejarme de Ti.

A Ti, vuelvo mis ojos y gracias a ello, puedo sentir en este instante toda la paz que significa estar de tu lado y encontrar en mi corazón la dirección hacia la verdad que eres Tú.

Lléname de Ti, Dios mío, lléname de tu amor, tu luz y tu perdón que tanto necesito.

Y llega a todos mis seres queridos también con todo tu amor, protégelos de la maldad del mundo, de la enfermedad y el camino de mal.

Ayúdame a ser una persona con coraje para enfrentar todas mis dificultades, pero siempre de manera responsable y consciente de que Tú, me estás guiando.

Tú eres mi refugio seguro amado Jesucristo, eres la única esperanza que tengo de renacer de mis cenizas y de que todas las cosas que están mal en mi vida se encausen ahora de manera diferente.

Gracias amado Cristo, porque siempre estás ahí, dispuesto y feliz de recibir mi oración y mostrarme una vez más que solo Tú, eres el rey del mundo y el rey de mi vida.

Amén.

 




más para ti

Entradas relacionadas