SALMO 139

salmo 139

El salmo 139, es un hermoso salmo en el que se nos revela la omnipresencia y omnisciencia del Señor. Su grandeza es infinita y nos conoce mejor que lo que nos conocemos a nosotros mism@s.

Pero lo más importante es que, aunque conoce nuestros pecados y nuestras debilidades, Él nos ama y confía en nosotros. Hasta el punto de que entregó su vida por nuestra redención.




No importa lo que salga de nuestra boca. Él conoce nuestras verdaderas intenciones. No podemos mentirle, no podemos engañarlo; pero lo más hermoso de todo esto; es que sabemos que su amor está por encima de todo lo que nos podamos equivocar. Su amor por nosotros es infinito y sobrenatural, es por eso que nuestra mente no lo puede comprender.

SALMO 139 CATÓLICO




SALMO 139 ORACIÓN

Señor, no hay nada en este mundo que te pueda ocultar a Ti. Puedo mentirme a mí mism@, pero no te puedo mentir a Ti.

Tú, que me conoces más de lo que me conozco yo mism@, te pido que me perdones por tantas ofensas de las que a veces ni siquiera soy consciente.

Pero, sobre todo, de las que aún, sabiendo que voy en contra de tus preceptos, te las causo a consciencia.

Ten piedad de mí, Señor.

Nada se mueve en este mundo, ni la hoja de un árbol, sin tu conocimiento y sin tu consentimiento.

Tú, que todo lo sabes y todo lo puedes; te pido que me asistas, que me ayudes a ser una buena persona.

A actuar siempre con agrado a tus ojos; con la verdad. A no ofender a nadie y mucho menos a Ti.

Señor, ilumíname cuando la ignorancia, la indiferencia hacía Ti, o la terquedad se apoderen de mí.

Tú que me has creado, y conoces todo de mí, te pido que me ayudes a actuar correctamente, a cambiar en mí las cosas que debo cambiar.

A buscarte todos los días de mi vida, para que Tú siempre seas mi camino.

Envuélveme con tu presencia Señor, que tu misericordia se revele en mi vida cada día.

Te amo Señor! Y te reconozco como mi creador, mi salvador y mi verdad.

Amén.

 

 

 

También te puede interesar:

Oración por la familia al Sagrado Corazón

Salmos para cortar el mal de tu vida

Confío en Ti, Señor

 




más para ti

Entradas relacionadas