POR UN HIJO QUE NECESITA ORACIÓN

por un hijo que necesita oracion

Oración por un hijo que necesita oración urgente. Invocamos a Jesús, nuestro Señor, para entregarle la vida, la salud y seguridad de nuestro hijo o hija con esta hermosa oración.

Si en este momento tu hijo o hija está necesitando oración por cualquier razón; enfermedad, problemas graves, enemigos, falta de trabajo, etcétera.




Entrégale a Jesús, esta oración por tu hijo que tanto la necesita, talvez, ahora más que otras veces.

Haz esta oración todos los días, hasta que veas que el Señor ha actuado en la vida de tu hijo y lo ha liberado de su sufrimiento o su problema.

Entregamos esta poderosa oración, por todos esos hijos por los que sus padres hacen esta oración con fe.

Y por todos los hijos que necesitan oración y no tienen padres que oren por ellos.

POR UN HIJO QUE NECESITA ORACIÓN URGENTE




En el nombre de nuestro Señor Jesucristo, hago esta oración por mi hijo ___, que necesita oración en este momento.

Señor Jesús, vengo a Ti, cargad@ con un dolor muy grande, con una preocupación y un sentimiento en mi pecho que no me deja en paz.

Acudo a Ti Dios santo, para rogarte por mi hij@ en este momento, porque está pasando por un momento muy difícil y porque ahora más que nunca mi hij@ te necesita, Señor.

Tú, conoces bien por lo que está pasando, y sabes que con todo mi amor de madre (padre), no puedo hacer más por él.

Pero confío en Ti, Señor, confío en que mi oración, Tú la escuchas.

Te ruego mi Señor, que, en estos momentos, cubras a mi hij@ con tu preciosísima sangre.

Esa que derramaste injustamente en la cruz por amor a nosotros.

Señor, que tu sangre sea el sello que pones sobre mi hijo; por encima, por debajo, enfrente, atrás y a cada lado de él o de ella.

Un sello impenetrable para el mal, la enfermedad, los enemigos, accidentes y problemas.

Que el mal que en este momento le está causando tanto daño, salga de su vida, gracias a tu misericordia y tu poder.

Que nada pueda seguirle causando daño, que vuelva a estar como antes, cuando estaba bien, cuando nada de esto estaba pasando en su vida.

Yo te invoco Señor Jesús, para que Tú, cargues a mi hij@ sobre tus poderosos brazos y lo saques del peligro, lo poses en un lugar seguro, tranquilo, bajo tu cuidado y el de tus ángeles.

No permitas Señor Jesús, que este mal perdure en él, ni que su sufrimiento se alargue.

Te pido amado Jesús, por mi hij@, porque te necesita, porque necesita esta oración que la haré hoy y todos los días hasta que salga de este problema y vuelva a estar bien en todo sentido.

Protege a mi hij@ mi Señor, Tú, sabes cómo sufro al verl@ así y no poder ayudarlo, sabes que su dolor es mi dolor y por eso también sé que Tú, sufres por nosotros.

Oro por mi hij@ Dios mío, oro por su salud, por su protección, por su bienestar físico, mental y espiritual.

Envuélvel@ con tu sangre sagrada Señor, que nada malo pueda llegar a él ahora, que nada malo lo pueda tocar, que el enemigo se aparte, que la enfermedad se desvanezca, que el peligro desaparezca de su vida.

Escucha mi oración Jesucristo misericordioso, escucha mi clamor y el dolor que siento en lo más profundo.

Mi fe esta puesta en Ti, mi Jesús, mi fe es lo que me mantiene con tanta esperanza y certeza de que mi hij@ pronto estará bien y feliz de nuevo.

Bendito seas Señor, por escuchar mi oración y la oración de todos los padres y madres que oramos por nuestros hijos con la certeza de que nuestras oraciones llegan al cielo, y Tú las recibas en persona con mucho amor.

En tus manos Señor, pongo el bienestar de mi hij@ a partir de este instante, en tus manos sanadoras, protectoras y milagrosas, yo entrego a mi hij@, para que Tu lo levantes de este mal momento, lo eleves por encima del mal y lo hagas victorios@.

Toda la gloria es para Ti, Señor, porque Tú, te sacrificaste por nuestros pecados, nos liberaste de nuestras culpas y las asumiste como si fueran tuyas para liberarnos del dolor y el sufrimiento.

Mi hij@ necesita de tu cuidado en este momento Señor, necesita de tu compañía, de tu guía, de tu intervención en su vida.

Y yo confío plenamente en que Tu, no lo dejarás sol@ ni un instante desde hoy.

Que lo malo queda ahora en el pasado y cada día vendrán cosas mejores para él o ella.

Bendice a mi hijo@ Señor Jesucristo, bendice su vida, su salud, su tranquilidad.

Bendícel@ con buenas personas a su lado, con mucho amor y sobre todo con mucha fe en Ti.

Guía su camino, que nunca se suelte de tu mano, ni se aparte del camino que Tú tienes para él.

Que te busque y encuentre la paz que tanto necesita en el encuentro contigo.

Que reconozca que Tú, eres el único dador de vida y el que está siempre dispuesto para recibirlo y aliviar sus penas.

Señor, derrama tu amor sobre mi hijo, sobre toda su vida, para que nunca le falte nada, especialmente el alimento espiritual, que eres Tú.

Que encuentre en Ti, todo lo que le falta; que siempre sea una persona de buen corazón y de mucha fe.

Señor, nuevamente te invoco para pedirte que habites en la vida y el cuerpo de mi hij@; y yo descanso en tranquilidad, porque siento en mi corazón que mi oración ha llegado a Ti.

Amén.

También te puede interesar:

Salmo 91 con oración por los hijos

Oramos a la Divina Providencia para casos difíciles

Los 3 salmos más poderosos del mundo




más para ti

Entradas relacionadas