PAZ Y TRANQUILIDAD EN EL HOGAR

oracion por la paz y tranquilidad en el hogar

Paz y tranquilidad en el hogar, es lo que pedimos en esta oración a nuestro Señor Jesucristo, porque desafortunadamente, es lo que muchas familias han perdido. Una situación económica difícil, problemas personales, en el trabajo o la salud, muchas veces se reflejan en nuestro hogar, con las personas que nos aman.

Olvidamos que después de nuestra relación con Dios y con nosotros mismos, estas son las relaciones que más debemos cuidar, y como sabemos que son personas que nos aman mucho, pensamos que su amor está garantizado e incluso que podemos abusar de él.

 




A veces esto nos lleva a portarnos mal con la familia, los hijos, hermanos, los padres o el cónyuge.

No permitamos que la paz, tranquilidad y armonía de nuestro hogar se pierda. A pesar de las adversidades de la vida y las diferencias entre nosotros, debemos buscar la manera de vivir en armonía.

En todo caso debemos invocar al Señor, para que cuide y/o restaure esa paz en nuestro hogar siempre.

ORACIÓN PARA TENER PAZ Y TRANQUILIDAD EN EL HOGAR




Porque Tú eres paz, porque Tu eres tranquilidad, porque Tu eres todo lo que busco, te pido amado Jesús que te despliegues con todo tu amor y poder sobre mi hogar que tanto te necesita.

Señor, cubre a cada uno de los miembros de mi familia, nuestra casa y el hogar que conformamos con la paz y armonía que provienen de Ti.

Desarmando nuestros corazones a veces cargados de desamor, egoísmo e intolerancia.

Aflorando en nosotros lo mejor de cada uno, para que nuestra convivencia sea verdaderamente agradable para todos.

Precioso Señor Jesucristo, te pido que alejes de nuestro hogar a todas las personas que de una u otra forma han contribuido a que perdamos la tranquilidad.

Te pido que actúes sobre nosotros, derrotando todos los sentimientos que nos han separado y nos han hecho tanto daño.

Ayúdanos a perdonarnos de corazón, a poner por encima de otras cosas a nuestra familia, para que podamos salir adelante juntos y vivir en paz.

Quítanos la venda que no nos deja ver a veces el mal que nos hacemos a nosotros mismos y a las personas que amamos con nuestras acciones, palabras ofensivas u omisiones.

Que abunde la paz y tranquilidad en nuestro hogar Señor, te lo pedimos de corazón.

Que la luz del perdón y el amor brillen en nuestra familia y aprendamos a vivir de tu mano, sin hacernos daño, sin ofendernos ni maltratarnos.

Porque todo es posible a través de Ti mi Señor Jesucristo; hoy te entrego mi hogar, para que Tú lo sanes desde sus entrañas; para que no quede ninguna sombra de odio que nos siga atormentando.

Para que volvamos a recobrar la esperanza en la familia que un día decidimos formar; y gracias a tu presencia en ella, todas las cosas vuelvan a estar llenas de amor y unión.

Una vez más, te pido Señor Jesús, que destruyas toda fuerza de desamor que quiera entrar en nuestro hogar y quitarnos la tranquilidad y la familia por la que tanto hemos luchado.

Apodérate de nuestros corazones Señor, de nuestro hogar y de nuestra casa, límpianos de tanto daño, renueva nuestros corazones y quédate con nosotros para que todo se haga nuevo de ahora en adelante.

¡Bendito seas Señor, por escuchar nuestras súplicas!

Amén.




más para ti

Entradas relacionadas