ORACIÓN POR UN HERMANO

oracion por un hermano

Oración por un hermano enfermo al Señor Jesús. Rogamos en esta oración a nuestro Señor por la sanación de un hermano. Entregamos en sus poderosas manos el control de esta enfermedad, de su recuperación total, de su salud física y mental.

Solo el Señor nos puede dar el alivio en nuestra angustia; pero nuestra fe en Él no solo nos fortalece espiritualmente, sino nos hace que las cosas que esperamos sucedan.




La fe no hace las cosas fáciles. Hace las cosas posibles

 

Esto es verdad; el poder de Dios se presenta de maneras inimaginables en nuestra vida en la medida de nuestra fe.

Haz esta oración por un hermano enfermo con total confianza en la misericordia del Señor. Él mira nuestro corazón más que nuestras palabras, conoce nuestro verdadero dolor, nuestras intenciones y nuestra fe.

ORACIÓN POR UN HERMANO ENFERMO




Amadísimo Señor Jesucristo, con toda mi fe clamo tu ayuda por mi hermano.

Te ruego poderoso Señor Jesús, que le extiendas tus brazos en estos momentos en que pasa por esta enfermedad.

Señor tómalo en tus brazos, para que él sienta el alivio de tu cercanía y la paz de tu amor.

Sánalo Señor, dale una nueva oportunidad de vivir lleno de vida, de energía y con todas sus capacidades físicas y neurológicas.

Limpia de su cuerpo esta enfermedad Señor, te lo pido con el alma.

Me duele mucho ver a mi hermano sufrir de esta manera y ver a toda la familia sufriendo por él.

Amado Señor, te pido que actúes sobre todas las decisiones que tomen sus médicos para tratar su enfermedad. Que sean las más acertadas y efectivas.

Pero sobre todo Señor Jesús, que él en medio de su enfermedad fortalezca su fe en Ti y en tu poder.

Que tenga la capacidad de reconocer en este duro momento, que nada está por encima de Ti, que Tu lo amas y estás con él, acompañándolo y sanándolo.

Que comprenda que todo tiene una razón de ser, y que puede salir más fortalecido física y espiritualmente de esta enfermedad si confía toda su vida a Ti.

Bendice a mi hermano Señor, yo lo amo y sé que Tú también.

Danos la oportunidad de volver a estar juntos pasando buenos momentos, olvidando y perdonando todo lo malo; valorando la vida y la familia y alabándote por su sanación.

Señor Jesucristo, en tus poderosas manos, bajo tu cuidado y el de tus ángeles y arcángeles entrego la salud de mi hermano y te doy gracias porque siento que mi oración ha llegado a Ti.

Siento que Tú tienes tanto deseo de verlo sano como yo, y ahora confío plenamente en que todo está bajo tu control.

Amén.

También te puede interesar:

Oración Poderosa de Sanidad

Oración para Vencer la Depresión

Pide un Imposible a San José

 




más para ti

Entradas relacionadas