ORACIÓN POR LA SALUD DE UN HIJO

SEÑOR, CON TODA MI FE PUESTA EN TI, TE PRESENTO ESTA ORACIÓN POR LA SALUD DE UN HIJO. por mi hijo ….



Oración por la salud de un hijo, al Señor Jesús. Él, siempre escucha nuestras plegarias y ama tanto a tu hijo como tú.
Amado Señor Jesucristo, cada día de mi vida te doy gracias por la familia que me has dado y en especial por mi hijo (a), que es una bendición en mi vida.
Mi vida no sería lo mismo sin la alegría que me da su existencia. Por eso Señor, te ruego que sientas la angustia que tengo hoy por ver a mi hij@ enfermo.
Me duele verl@ así Señor, pero confío en ti, en que Tú estas en este momento a su lado, acariciándolo, fortaleciéndol@ y sanándolo.
Que tu dulzura y tu amor lo envuelvan completamente, hasta que ningún malestar ni enfermedad permanezca en su cuerpo.
Tú que eres la mayor representación que este mundo a conocido del amor verdadero, el sacrificio y la entrega por los demás, conoces lo que siento como madre (padre), preferiría padecer yo que seguir viendol@ enferm@ y no poder hacer nada.
Señor, te pido que perdones nuestros pecados y mires nuestras buenas obras y nuestra fe, para que ya no tenga que padecer más este dolor de ver a mi hijo (a) enfermo (a).
Tú que sentiste el amor tan grande de tu madre y el sufrimiento que padeció al verte sufrir; te pido que tengas piedad, que tomes su salud en tus manos para que, sin importar lo que digan los médicos, su salud sea restaurada frente a sus ojos, para la gloria de tu santo nombre.
Yo quiero sentir como mi fe se incrementa cada día Señor; por eso, no permitas que la desesperación y el miedo se apoderen de mi en estos momentos, no quiero hacer caso a las apariencias de la enfermedad de mi hij@; sino, quiero vivir en la seguridad absoluta y la confianza de que su sanación está en tus manos y nada malo le puede pasar.
Me encomiendo a ti con total confianza y te encomiendo a mi hij@ amad@, porque Tú eres la medicina del mundo, Tú eres el poder y la gloria, Tú eres nuestro redentor y salvador, Tú padeciste la cruz por nosotros a pesar de tu santidad y tu inocencia.
Aunque muchos de nosotros fuimos indiferentes con tu dolor, Tú no lo eres con el nuestro Señor, Tú sufres con nosotros y secas nuestras lágrimas con tu amor y bondad.
Por eso Señor, Tú que conoces la causa de la enfermedad de mi hij@ y que eres bueno y misericordioso, te pido, que actúes sobre ella, para que se desaparezca para siempre, y la salud y la vida florezcan nuevamente en el cuerpo físico de mi hij@; para nuestra dicha y tranquilidad.
Señor, te prometo alabarte toda mi vida y fomentar la fe en ti con el testimonio de sanación en mi hijo (a) y con todas las promesas que Tú cada día cumples en nuestras vidas.
Te doy gracias, Señor, porque siento que me has escuchado, que te identificas con el dolor de mi corazón, que me amas y amas a mi hij@ y que todo está bien a partir de ahora.
Amén.
Te puede interesar:








más para ti







Posts Relacionados