ORACIÓN PARA TENER EL SUSTENTO DIARIO

oracion para tener el sustento diario

Oración a Jesús para tener el sustento diario. Todo lo que podemos ver y lo que no podemos ver pero que ahora mismo y cada día llega a nuestras vidas, tiene una sola procedencia.

La fuente divina e inagotable que nos provee con generosidad y amor de todo lo necesario cada día, para que no nos falte nada.




Acudimos al amor de Cristo en este día, para pedir a Él, el suministro diario, seguro y abundante de todas nuestras necesidades y las de nuestra familia.

Nada más difícil para un padre o una madre, que no tener cómo mantener bien a sus hijos y brindarles una seguridad económica y el pan cada día en la mesa.

Por eso, acudimos al amor incondicional de Cristo, para recordarle que reconocemos su grandeza y que Él es la única fuente verdadera de seguridad y provisión.

ORACIÓN PARA RECIBIR EL SUSTENTO DIARIO




Mi Señor y redentor, Jesucristo, te doy gracias por la vida que me has dado, por la familia donde nací y por la familia que me has permitido formar.

Te pido mi amado Señor Jesús, que me bendigas cada día para tener el sustento diario para mi familia y para mí.

No te pido grandes riquezas materiales Señor, porque mis mayores riquezas son mi familia, mi salud y tu amor.

Pero si te pido que no permitas que nos falte lo básico para vivir con dignidad y tranquilidad.

Que nuestra mesa siempre sea abundante, que los alimentos y los suministros que necesitamos lleguen fácilmente a nuestra casa y sean para nuestro bien y nuestra salud.

Señor, que no nos falte en el hogar el sustento diario, un refrigerador lleno de comida, el dinero suficiente para pagar los servicios, los estudios y todas las necesidades que se nos presentan en la familia.

Pero, sobre todo, Jesús misericordioso, que no nos falte el amor, la unión, la lealtad y la alegría.

Que todos los días se refleje en el seno de nuestro hogar tu presencia y nuestro amor por Ti.

Señor, que todos los días tengamos más motivos para agradecerte y alabarte por todas las bendiciones recibidas.

Te pido Jesús, que los pequeños problemas que a veces se presentan se solucionen rápidamente y no pasen a ser grandes problemas.

Que en nuestro hogar siempre prevalezca el respeto, la bondad, la colaboración y la confianza entre nosotros.

Y que la confianza que tenemos en tu misericordia y tu provisión divina todos los días, nos permita vivir llenos de paz y tranquilidad.

Señor, enséñanos a educar a nuestros hijos en el amor hacia Ti, que sepan valorar la vida que Tú nos has dado, la familia y todo lo que recibimos diariamente de tus propias manos.

Líbrame Señor, de las deudas y ayúdame para poder brindarle a mi familia todo lo necesario con el fruto de mi trabajo.

Señor Jesucristo, te ofrezco mi trabajo y me propongo a hacerlo con amor, para recibir de él una remuneración digna, un reconocimiento justo con el que tenga la seguridad de que en mi hogar no falte nada.

Jesús, que todas las cosas, situaciones y necesidades de nuestro hogar sean manejadas por Ti.

Guíame cuando me esté desviando del camino que Tú has trazado para mí, con amor. Y enséñame a ver siempre el camino de la prosperidad que Tú has preparado para darme un sustento seguro.

Te pido, que ningún miedo o inseguridad llegue a nuestras vidas, que sintamos en nuestro corazón que cada vez que sale el sol, Tú, estás preparando un día maravilloso para nosotros, con todo lo necesario y mucho más.

Señor, te ruego, que seas Tú, administrando mi salario y mis ingresos para que con ellos pueda vivir tranquilamente, que me alcance para todos los gastos, para no quedarle mal a nadie, y hasta para ahorrar y hacer planes.

Y bendíceme Señor, para multiplicar todo el dinero que llegue a mis manos, que sepa invertirlo y no me lo gaste fácilmente en cosas innecesarias.

Porque Tú, eres nuestro sustento espiritual Señor, y de Ti, proviene nuestro sustento material, yo te confío en este día todas mis necesidades.

Amado Cristo Jesús, te pido también por tantos hogares que están atravesando por situaciones de desesperanza porque no tienen empleo o la forma segura de conseguir el sustento diario, y caen cada vez más en un abismo de pobreza y desolación.

Te ruego Señor, por todas las familias que hoy no tienen comida sobre sus mesas.

Por todos los padres que no pueden satisfacer las necesidades básicas de sus hijos.

Te pido Señor, por un mundo con mayor equidad y menos brechas sociales.

Tú Señor, que sabes que todos somos iguales, ayúdanos a sentirnos y vivir con menor indiferencia hacia los más necesitados y compartir nuestras bendiciones con amor cada día.

Amén.




más para ti

Entradas relacionadas