ORACIÓN PARA QUITAR UN DOLOR MUY FUERTE

oración para quitar un dolor

Oración para quitar un dolor. Al arcángel Rafael, acudimos en esta ocasión para rogar su curación y en especial el alivio a un dolor físico que nos esté afectando nuestra calidad de vida y nuestra tranquilidad.

Al médico del cielo elevamos esta poderosa oración para aliviar un dolor muy fuerte, para que nos impregne de su fuerza sanadora angelical.




Si en este momento estás sufriendo un terrible dolor físico, por cualquier causa; invoca con esta oración al arcángel Rafael, conocido como: “curación de Dios” y recibe el alivio y la cura del cielo a través de su poderosa presencia y su amor.

ORACIÓN PARA QUITAR O ALIVIAR UN DOLOR




Poderoso arcángel Rafael, “curación de Dios”, a ti imploro por el alivio a mi dolor.

Te pido por mi curación y sobre todo porque se me quite este dolor tan fuerte que me atormenta.

Señor Jesucristo, a través de tu arcángel de la salud, yo ruego tu misericordia para que obres en mi cuerpo y me des la sanación.

Para que no permitas que este terrible dolor me agobie y afecte mi calidad de vida.

Este dolor que siento es tan fuerte Dios mío, que afecta todo en mi vida; mis actividades, mi estado de ánimo y mi vida social, familiar y laboral.

Rafael arcángel, cúbreme con tus alas y despliega sobre mi cuerpo tu curación celestial. Dame el alivio a mi sufrimiento físico.

Permíteme volver a tener una vida activa; que pueda levantarme sin dolor y hacer todas mis actividades sin el impedimento que este dolor me causa.

Pido tu ayuda Señor, pido a tus ángeles y en especial al poderoso arcángel Rafael que se acerque a mí.

Que me dé su medicina milagrosa y saque de mi cuerpo la causa de mi dolor para que mi familia no siga sufriendo por mi salud y mi incapacidad y, para que yo pueda volver a tener la vida que tenía antes.

Señor, por el dolor injusto que padeciste en la cruz, te pido que me des la salud nuevamente.

Que le des a mi cuerpo la fortaleza, la energía y la capacidad de renovarse y superar este padecimiento.

Bendíceme Señor Jesucristo:

Bendice mi cuerpo.

Bendice mis células.

Bendice mi sangre.

Bendice mis huesos,

Bendice mis articulaciones.

Bendice mis órganos.

Bendice mis sentidos.

Bendice mis extremidades.

Bendice mis nervios.

Bendice mi cerebro.

Bendice mi salud.

Señor Jesús, recibo tu medicina a través de mi amado arcángel Rafael, el médico del cielo, conocido como la curación de Dios.

Porque sé que, a través de él, Tú, haces milagros en mi cuerpo y restauras mi salud.

Me elevas por encima de este dolor y de esta enfermedad y puedo volver a sentir la vida en todo su esplendor.

Si es tu voluntad Dios mío, dame tu sanación a través de la presencia del arcángel Rafael.

Dame la liberación de este dolor que sufro. Devuélveme la salud que he perdido.

Señor Jesucristo, concédeme la fe que necesito para sentir en este instante a tu arcángel Rafael actuando en mí, en mi vida, en mi cuerpo.

Señor, dame fortaleza en estos momentos, para sentirme capaz de soportar y superar este dolor, gracias a tu perdón y tu amor.

Arcángel Rafael, yo te invoco con toda mi fe. Te pido que te quedes a mi lado, que no me sueltes.

Te pido que me des el alivio y la sanación definitiva, de acuerdo a la voluntad de Dios.

Yo, me entrego a ti Rafael arcángel, con toda mi fe y convicción de que no tengo nada a que temer.

De que esto ya está pasando y que tú, me das tu milagrosa medicina en este instante, a través de mi oración y mi fe.

Amén

También te puede interesar:

Las 3 oraciones a San José más poderosas

Oración al Señor de los milagros

Oración para las que sufren cáncer de seno

 




más para ti

Entradas relacionadas