ORACIÓN PARA PEDIR LA ASISTENCIA DEL SEÑOR

pedir la asistencia del señor

Podemos pedir la asistencia del Señor, cada noche con esta oración en la que hablamos con el Señor, acudimos a su amor infinito por nosotros y que nos lo ha demostrado a través de su sacrificio injusto en la cruz. Pero con el que a la vez ha redimido a toda la humanidad.

Pedimos la asistencia del Señor para que nos ayude en nuestras necesidades, nos bendiga y nos de fortaleza y sabiduría.




No podemos dejar de lado en esta oración la petición a nuestro Señor Jesucristo por la protección y bendición de cada una de nuestras familias, nuestros hogares y nuestras vidas.

!Jesús es nuestra luz¡ Para los católicos que tenemos esto claro, es imprescindible la oración y la comunicación día a día con nuestro Señor, descargar en Él cada noche antes del descanso nocturno, nuestras preocupaciones y nuestros proyectos, así como a la gente que amamos.

PEDIR LA ASISTENCIA DEL SEÑOR




Señor Jesús, por el amor que nos has profesado te pedimos que escuches nuestra oración.

Amado Señor, te damos gracias porque por tu sacrificio aceptado en la cruz, redimiste al mundo y nos enseñaste lo que es el amor.

Ven a mí Señor, en este instante en que tanto te necesito, sé que, aunque no te puedo ver tu sigues aquí en la tierra, al lado de cada uno de nosotros y esperando que te busquemos para darnos tu mano y tu sostén.

Yo te invoco Señor, ven a mí, te necesito, revélate en mi vida. Necesito que me des claridad mental y sabiduría en este momento.

Te pido que me des mucha fortaleza para no desfallecer ante las adversidades y encontrar siempre en mi fe y en tu palabra la vara para levantarme de nuevo.

Señor, dame el valor para cargar mi propia cruz, y sé Tu quien me ayuda cuando siento que ya no puedo más.

Te pido amado Jesús, que protejas a mi familia de todo mal, enfermedad, accidente, enemigo o sufrimiento.

Bendice mi hogar Señor, ayúdanos a vivir en armonía, a solucionar nuestras diferencias con amor, y encontrar siempre la mejor manera de salir adelante juntos.

Permanece en el centro de nuestras vidas, de nuestros corazones y de nuestro hogar, para que seas Tu quien nos proveas cada día de todo lo necesario tanto material como espiritualmente.

Lléname de Tu Espíritu Santo, limpiando mis enfermedades, mi pasado doloroso y liberándome de todas las ataduras que no me dejan prosperar o que me llenan de miedo e inseguridad.

Aleja a mis enemigos Señor, y ayúdame estar siempre cerca de las personas que amo y que me aman.

Bendíceme Señor, dame tu paz, que cada noche pueda descansar con un corazón tranquilo y satisfecho, y que cada mañana la esperanza y la dicha de tu presencia me acompañen.

¡Bendito seas Señor Jesucristo!

Amén

 




más para ti

Posts Relacionados