ORACIÓN DE LA MAÑANA A CRISTO

oración de la mañana a jesucristo

Oración de la mañana a Cristo. En esta mañana acudimos a Cristo, nuestro Señor, llen@s de fe y emocionados por la alegría de un nuevo día. Por la bendición de una nueva oportunidad de vivir en este día para hacer cosas nuevas, para lograr nuestras metas y sueños con la ayuda y la bendición de nuestro Señor.

No empieces tu día sin agradecer, sin comunicarte con Dios, sin contemplar el milagro de un nuevo día.

Tomate unos pocos minutos para conectarte con Cristo, para sentirlo dentro y fuera de Ti, para que tu día sea bendecido con su presencia.




Hacemos esta oración de la mañana a Cristo con mucho amor por la vida y por ese Dios que nos regala una nueva oportunidad con cada respiración y con cada nuevo amanecer.

Escucha nuestra oración Señor, recibe con amor estas palabras que te dedicamos con mucha fe para vivir este día en tu presencia.

ORACIÓN DE LA MAÑANA A CRISTO JESÚS




Cuando la luz de la mañana me avisa que un nuevo día comienza, yo siento que Tú, mi Cristo Jesús, estás en cada rayo de luz que ilumina mi día.

En cada soplo de vida nueva que me transmites con el calor del sol, la brisa de la mañana o el sonido de la lluvia.

Amado Cristo, hoy te abro mi corazón y te recibo con todo mi amor.

Te entrego mi día, todo lo que haga hoy lo dejo en tus manos; todas las decisiones que tome hoy, yo te las dejo a Ti.

Todos los caminos que transite en este día para que Tú, me guíes y me protejas.

Señor Jesucristo, dame tu bendición en esta mañana.

Desde el fondo de mi alma quiero sentirte en todo momento de mi vida, en todo lo que haga a cada instante.

Hoy mi Señor, me conecto contigo, desde lo más profundo de mi ser para alabarte y agradecerte por todas las cosas que has puesto en mi vida.

Te pido mi amado Cristo, que acompañes a mi familia en este día.

Que derrames sobre mis hijos, padres, pareja, hermanos y demás familiares, muchos momentos de alegría y felicidad.

Que protejas sus cuerpos de toda enfermedad y accidente y puedan sanarse pronto de todo lo que los está afectando en estos momentos.

Que tengan mucha fe en que Tú, estás actuando en sus vidas, sanando todas sus enfermedades y carencias.

Señor, te pido que todos mis familiares encuentren verdaderas satisfacciones en sus vidas, en todo lo que hacen y puedan lograr con tu bendición, todo lo que se propongan.

Señor Jesucristo, libera a mi familia del sufrimiento, de todo lo que en este momento no nos permite sentir plena felicidad.

Libéranos de los problemas económicos, que a veces nos atormentan tanto y nos quitan la tranquilidad.

Libéranos también de la enfermedad Señor.

Bendícenos con una salud fuerte, que tengamos esa tranquilidad de vivir con una vida sana y saber que todos estamos bajo tu cuidado.

Perdona nuestras ofensas, amado Cristo, perdona nuestra ignorancia, todas las veces que te ofendemos con nuestro comportamiento, y perdona también nuestra intolerancia con los demás.

Señor, danos en este día, un día maravilloso, que nos recuerde a cada instante que nos levantamos pensando en Ti, orando y sintiendo tu presencia en todo momento.

Guíame Cristo, en mi trabajo, en mis asuntos familiares, de pareja, en mis finanzas y en todo lo que tenga que hacer hoy.

Te alabo Señor, y te doy gracias por tantas maravillas que has hecho en mi vida.

Especialmente por la familia con la que me has bendecido.

Por todas las personas que has puesto en mi camino hasta el día de hoy.

Por todas las experiencias que me han hecho crecer y ser mejor persona cada día.

Te doy gracias por el amor que me tienes y que me demuestras todos los días de mi vida, en todo momento y sobre todo cuando más te necesito.

En tus poderosas manos que sanan todo lo que tocan, dejo todas mis necesidades y problemas que tengo hoy.

Envía la luz de tu Espíritu Santo sobre nuestro hogar, para que ilumine nuestra vida y convivencia como familia y la vida de cada uno de nosotros.

Que esa luz de amor sane todas nuestras diferencias, nos ayude a perdonar y amar con sinceridad.

Gracias Señor, por la vida de mi familia, por mi vida, por mi cuerpo, mis sentidos, mis capacidades, mis dones y mis amistades.

Levanto mis ojos y mis brazos al cielo y recibo tu bendición con emoción, siento que Tu, inundas todo mi ser con tu amor.

Siento que escuchas mi oración, que te alegras por ella y me acompañas en este día.

Bendito y alabado seas por siempre Cristo Jesús.

Amén.

También te puede interesar:

Salmo 91 con oración por los hijos

Oración poderosa al Sagrado Rostro

Oración de la mañana al Espíritu de Dios




más para ti

Entradas relacionadas