ORACIÓN A SAN JOSÉ PARA PETICIONES IMPOSIBLES

oracion por un imposible a san jose

Oración a San José para peticiones imposibles, milagros o casos muy urgentes. Acudimos al hombre santo que Dios escogió para esa gran misión de cuidar y proteger al niño Jesús y a la virgen María en la tierra. San José, quien asumió su misión como un verdadero cristiano y hombre de fe, es el hombre humilde en quién Dios confió y en quien ahora confiamos nuestra petición por un imposible.




El padre adoptivo de Jesús tiene un lugar junto a Jesús en el cielo y sobre todo a su corazón. Rogamos su intercesión con esta oración para que nos ayude en estos momentos en que necesitamos de gran ayuda celestial.

Aunque para nosotros parezca un imposible para Dios nada lo es. Nada está por encima de él. Oremos con fe y certeza en que San José intercede por nosotros en esta ocasión.

ORACIÓN PARA PETICIONES IMPOSIBLES A SAN JOSÉ




Amado San José, padre adoptivo y protector de nuestro Señor Jesús, a quien abriste tu corazón y tus brazos con infinito amor cumpliendo los designios de Dios con total entrega y humildad.

Intercede por mí en el cielo, en donde tienes un lugar privilegiado al lado de Jesucristo, nuestro Señor.

Poderoso San José, te ruego por esta petición imposible: ___

Porque nada es imposible para Jesús, y porque tú escuchas nuestras súplicas con total atención, te ruego que me sirvas de abogado en esta causa y me ayudes a recibir este gran favor que tanto necesito.

San José bendito, tú que protegiste a la virgen María y al niño Jesús de los enemigos que querían matarlo, poniendo en riesgo hasta tu propia vida. Te pido que me defiendas en este momento, me protejas y me ayudes con esta petición.

Bendito San José, pide al Señor por mí, que tenga en cuenta mis buenas obras y no mire mis muchos pecados, de los cuales me arrepiento.

Yo te prometo ser un buen cristian@ y promulgar la fe en ti.

Dame el consuelo que necesito San José. No tengo paz ni tranquilidad hasta que no pueda ver realizada esta petición imposible que hoy pongo en tus manos y en las de Jesús a través tuyo.

Bendíceme, San José, guíame por los caminos que me alejen de mis enemigos, donde no me encuentre la enfermedad, la soledad, la ruina ni la desdicha.

Ayúdame a salir victorios@ de esta batalla, a que muy pronto pueda mirar hacia atrás triunfante y ver todo esto como un mal recuerdo que ya pasó.

Compárteme los dones que Dios vio en ti para agradarle y servirle, ayúdame a ser fiel a Jesús y a amarle cada día más.

Amén.




más para ti