ORACIÓN A LA VIRGEN DE GUADALUPE

oracion a la virgen de guadalupe

Oración a la Virgen de Guadalupe, nuestra Señora. Oración poderosa para pedir por una necesidad a la virgen de Guadalupe y para encomendar a nuestra familia a su protección y su amor. Pidiéndole que interceda por nosotros ante su amado hijo, nuestro Señor Jesucristo; que nos perdone tanto dolor que le hemos causado y vele por nosotros.




Haz esta oración de la mañana a la virgen de Guadalupe, cada día. Pon tu confianza en ella, para que te sane, para que te cuide, para que te guíe y te ayude en cada necesidad.

Ella es poderosa, es la Madre de Dios, y ocupa un lugar muy especial en el trono celestial. Por eso su hijo Jesús, la escucha y por su intercesión nos perdona y atiende nuestras súplicas.

ORACIÓN DE LA MAÑANA A LA VIRGEN DE GUADALUPE

También te puede interesar:

ORACIÓN PARA BENDICIÓN DE LA FAMILIA




Señora de Guadalupe, madre de mi devoción; mi corazón esperanzado me ha dirigido hacia ti, para pedir tu intercesión, tu compasión y tu protección maternal.

Te pido perdón Madre de Dios, por hacer sufrir a tu hijo con mis errores, porque sé que tú sufres por Él y por nosotros.

Tú, abogada nuestra, que nunca descansas por defendernos y buscar nuestra conversión y salvación, te pido que escuches esta oración.

Te pido Morenita de Guadalupe, que me ayudes con esta petición urgente: ___, te pido, que me mires con misericordia y dulzura. Tú sabes que estoy sufriendo y necesito con urgencia este favor.

¡Presenta ante tu hijo mi súplica!

Ven a mi encuentro virgencita guadalupana, defiéndeme del enemigo y apártame de la soledad, la locura, la enfermedad y la muerte.

Inunda mi ser, mi cuerpo y mi vida con tu amor celestial.

Revélate en mi vida, mi trabajo, mi salud, mi hogar y mi mente.

Virgen de Guadalupe, te entrego todas mis necesidades, para que tú las transformes con tu amor en solo recuerdos.

Que encuentre la mejor solución a mis problemas mientras permanezco de tu mano.

Cúbreme con tu manto sagrado, sanando mi cuerpo, mis emociones, mis dolores y mis miedos.

Madre de Jesús, dame tu bendición ahora y cada día, para que no me aparte del camino del Señor, para que sepa siempre aceptar su voluntad, agradarte con mis acciones y alabarte con mi vida.

Virgen milagrosa de Guadalupe, necesito este milagro, necesito de corazón salir de esta situación, por eso acudo a ti con toda mi confianza y mi fe.

Te pido virgencita, por toda mi familia, por los que están enfermos, sufriendo o con necesidades; aunque yo no las conozca, sé que tú sí.

Te pido intercesión también para ellos, porque tú eres nuestra esperanza en el momento de enfrentar nuestras culpas; y tú misericordia es infinita.

Gracias por escucharme dulce virgen de Guadalupe.

Amén.




más para ti

Posts Relacionados