ORACIÓN A LA SANTA CRUZ

oracion a la santa cruz de jerusalen

Oración a la santa cruz de Jesucristo. Con toda nuestra fe, elevamos esta hermosa oración a la santísima cruz. A la cruz que fue testigo de la pasión y el sufrimiento de nuestro Señor, y por medio de la cual, nos otorgó la redención de nuestros pecados.

La santa cruz, es el gran símbolo de triunfo y poder de Jesús, en la cual aceptó su dolorosa muerte, para levantarse triunfante 3 días después y vivir, esta vez para siempre.




Te recomendamos que si tienes a la mano una cruz cerca, grande o pequeña, la abraces mientras escuchas esta poderosa oración a la santa cruz.

Sentirás su gran poder envolviéndote, sentirás casi que te habla, que te escucha y que está viva.

ORACIÓN A LA SANTA CRUZ DE JERUSALÉN




Poderoso Señor Jesucristo, hoy te imploro que a través de la santísima cruz, símbolo de tu obediencia y confianza en Dios Padre, y de tu triunfo sobre la muerte, me permitas acercarme a Ti.

Te ruego amado Jesús, que en cada paso que doy en este día, Tú, estés delante de mí, con la santa cruz que me protege de todo peligro, que va limpiando mis caminos de todo mal, de todo daño que el maligno quiera causarme.

Santa cruz, tú que sostuviste al Señor durante su dolorosa pasión, te pido que me sostengas en mis momentos de mayor sufrimiento.

Cuando mis problemas me quiten la paz, cuando tenga que afrontar mis días más difíciles, cuando la gente en quien confío me dé la espalda, cuando la enfermedad me quebrante.

Bendita y santa cruz, tú que fuiste testigo del último aliento de nuestro Señor en este mundo y te convertiste en esperanza de nosotros, los pecadores; aléjame de las tentaciones y dame firmeza en mis principios y creencias cuando esté frente a ellas.

Santa cruz de Jesucristo, aleja de mí todo accidente, atentado, pelea y peligro.

Derrama bendiciones de salud, amor y prosperidad en mi vida.

Cuídame todos los días de mi vida, sin importar donde y con quien me encuentre.

Santa cruz de Jesucristo, acompáñame en este día y cúbreme con tu poder destructor del mal.

Que los que se acercan a mí con malas intenciones salgan despavoridos ante tu presencia.

Mantenme alejad@ de los sitios donde ocurran siniestros o eventos catastróficos.

Protégeme ante los eventos de la naturaleza que no podemos controlar y vela por mi seguridad.

Santa cruz bendita de Jesús, te pido que seas el escudo protector para toda mi familia.

Que te poses sobre nuestra casa y en cada entrada de ella como un gran símbolo, para que ningún mal pueda entrar.

Que nuestro Señor Jesús, habite en el centro de nuestro hogar y de nuestros corazones.

Trayéndonos la paz y armonía en nuestra convivencia; la salud y juventud física y mental, la alegría, la abundancia y prosperidad en nuestras vidas y el amor y la unión que caracterizan a las familias cuando Cristo está presente.

Jesucristo crucificado, ten piedad de mí, perdona mis pecados y dame tu fuerza de espíritu para no dejarme vencer más por el pecado que me aleja de Ti y me hace indign@ de tu amor.

Señor, que podamos ver con el corazón y no con nuestros ojos impuros todas las maravillas de tu reino.

Que tu reino se manifieste cada día entre nosotros y podamos vencer nuestro carácter violento y nuestra inconsciencia.

Señor, ayúdame a través de tu santa cruz, a morir yo también a mi pecado, a mi terquedad, a mi pereza y a mi ignorancia.

Y acompáñame a resucitar a una vida nueva, con mayor sabiduría, amor, compasión y santidad.

Hoy, amado Jesucristo, abrazo tu santa cruz, la acerco a mi pecho y siento el dolor que te he causado, pero también me lleno de un sentimiento profundo y verdadero de amor celestial.

Me hago un@ con tu cruz mi Señor, para que todo lo que no me sirva en mi vida, se desvanezca, muera y deje el vacío que quiero llenar solo con tu luz.

Padre amado, por los méritos de la pasión de Cristo, te pido que escuches mi oración y me cubras con el poder del Espíritu Santo, que renueva mi alma y sana todo mi sufrimiento.

Dios Padre, ayúdame a cargar mi cruz con la fe de que Tú, no me dejas nunca sol@, que no me das ninguna carga que yo no pueda soportar y liberarme de ella a través de mi fe, mi oración y tu misericordia.

Señor, a través de tu santa cruz, te pido perdón por todo el odio que hay en el mundo, por la falta de amor, tolerancia y compasión.

Perdona nuestra indiferencia por los que más sufren Señor, y por todas las veces que nos hacemos cómplices de su sufrimiento.

Señor, te recibo en mi corazón y guardo en él también tu santa cruz que me protege y me acompaña en cada una de mis resurrecciones para acercarme cada día más a Ti.

Amén.




más para ti

Entradas relacionadas