Scroll Top

ESCUCHA ESTE MENSAJE DEL SEÑOR JESÚS

mensaje de jesus

Escucha este mensaje del Señor: Hoy Jesús viene a ti con este hermoso mensaje para ti. Recíbelo con fe y amor. No te niegues a la gracia con la que el Señor hoy quiere llenar tu vida.




Aunque lleves mucho tiempo separado de Dios, Él siempre ha estado a tu lado, esperando que te acerques a Él que lo busques o por lo menos que le permitas entrar en tu vida para llenarte de paz y de infinitas bendiciones.

MENSAJE DEL SEÑOR JESÚS PARA TI HOY




Hijo, hija, hoy soy Yo, tu Dios, tu Señor, quien viene a buscarte. Siempre estoy esperando que seas tú, el que me busque, el que se acuerde de mí.

Y sí, lo haces especialmente cuando estás mal, cuando necesitas pedirme un favor, cuando estás enferma o enfermo o algo no anda bien en tu vida.

Pero hoy, soy Yo, Jesús, quien vengo a ti.

Si estás escuchando este mensaje, quiero que cierres los ojos y escuches lo que tengo que decirte:

No me importa que me busques solo en las necesidades, ni tampoco que sea Yo, el que venga a buscarte. ¿Y sabes por qué?

Porque te amo, porque eres lo más importante para mí, porque eres mi herman@, eres por quien me entregué en la cruz y lo hice con amor.

Hoy quiero que recuerdes, sí, que recuerdes, porque sé que en el fondo de tu corazón ya lo sabes: que no me importa cuantas veces tenga que buscarte para que vuelvas a mí.

Que, así como estuve dispuesto a dar mi vida por ti, todos los días, como hoy, estoy dispuesto a hacer grandes cosas por ti.

Cosas maravillosas que tú no puedes ni siquiera soñar, que no esperas porque en el fondo de tu corazón crees que nos son posibles o que no las mereces.

Pues Yo, hoy te hablo con mucho amor, para decirte que lo mereces, que es hora de que seas feliz y de que te liberes de tus ataduras.

Déjate ayudar, no te esclavices a tu enfermedad, no te esclavices a tus carencias.

Cree, cree en Mí.

Cree en que todo es posible a través de Mí.

En que yo estoy contigo en este instante y que traigo para ti todo lo que necesitas.

Pon atención al aire que estás respirando en estos momentos, que entra y sale por tu nariz.

Pues ahí, en cada respiración, estoy Yo. Y al mismo tiempo, con cada respiración te vas llenando de paz y recibiendo mi gracia.

Entre una y otra respiración yo te voy sanando y voy restaurando todo en tu vida.

No me rechaces. Déjame entrar, déjame actuar, permíteme impregnar cada partícula de tu vida.

No tienes que decirme nada, no tienes que pedirme nada. Conozco tu vida, conozco tus necesidades y sé lo que necesitas.

¡Simplemente, eleva tu corazón al cielo, sonríe porque es momento de recibir y acéptalo!

¡ESCUCHO TU MENSAJE SEÑOR!

Mi amado Señor, hoy escucho tu mensaje, hoy me siento bendecid@ porque siento lo importante que soy para Ti.  

Perdóname por no darme cuenta todas las veces que me buscas de mil maneras.  

Todos los días, Tú, me envías mensajes de amor, de perdón y de aliento, que yo simplemente los ignoro. 

Son tantas las veces que he tenido temor de escucharte y de sentir tu presencia, porque muchas veces he pensado que no la merezco, que no estás aquí, cerca de mí. 

Pero en mi corazón sé que sí, que siempre estás. Una y otra vez te preocupas por mí y me nutres con tu amor; me levantas de mis caídas y me tienes paciencia en medio de mi ignorancia. 

Hoy te pido Señor, que me tomes de tu mano y me lleves por el camino que Tú, consideras que es el mejor para mí. 

Sé, que tus planes para mí son mejores de los que yo puedo imaginar. 

Y que contigo puedo encontrar la paz en mi vida y en mi alma.  

Que solo en Ti, puedo confiar y salir de todas mis perturbaciones. 

Gracias, mi Señor, gracias por tu amor incondicional y tu guía constante. 

Ayúdame, Señor, a tener el entendimiento para comprender esas señales que Tú, pones en camino día a día y las que yo muchas veces paso por alto o no sé comprender. 

Te pido, Amado Señor, que protejas siempre a mi familia, que nos cuides de todo mal y no permitas que las enfermedades graves, las tragedias y la discordia lleguen a nuestro hogar. 

Que tu presencia, mi Señor, sea una constante en mi corazón, en mi hogar y en mi vida. 

Y que pueda sentir el poder de tu amor y tu misericordia, bendiciéndome siempre y llenando mi vida de la paz y de la tranquilidad espiritual que tanto necesito. 

Gracias Jesús, por cada experiencia en mi vida, por cada dificultad que he tenido y que con tu ayuda he podido superar, pero que a la vez me han hecho quien soy y me han enseñado tanto. 

Ahora soy más fuerte y más creyente Señor. Porque siempre cuento contigo, en los momentos buenos y malos y hasta en los momentos de mayor incertidumbre y temor. 

No quiero apartarme de Ti ni un segundo Señor, ayúdame a fortalecer mi vida espiritual, a estar siempre consciente de tu amor y de tu voluntad. 

Derrama sobre mi vida mucha luz, Señor, ilumina todos mis caminos, todas mis decisiones y mis problemas para encontrar siempre la mejor solución. 

Amén. 

También te puede interesar:

Oración de la mañana por los hijos

Oración milagrosa a Jesús

Oración para pedir un imposible a San Benito




más para ti

Comparte:

Entradas relacionadas

error: Contenido protegido!!!
Privacy Preferences
When you visit our website, it may store information through your browser from specific services, usually in form of cookies. Here you can change your privacy preferences. Please note that blocking some types of cookies may impact your experience on our website and the services we offer.