Scroll Top

ESTA ORACIÓN TE LLENARÁ DE PAZ

oracion de paz

Oración de paz interior, espiritual y metal. Haz esta oración en la intimidad de tu espacio, sin perturbaciones, donde solo puedas estar tú con el Señor, y siente cada palabra dentro de ti.

Una profunda paz vendrá a ti y llenará tu alma de dicha, porque sentirás una profunda conexión con Jesús que abarcará desde lo más hondo de tu ser y se reflejará en todo tu mundo exterior.




No importa lo que ahora esté perturbando tu tranquilidad. Refúgiate en esta oración, tómate el tiempo, saca unos pocos minutos de tu día, para simplemente dejarte llevar por las palabras de esta poderosa oración a Jesús, que poco a poco irá transformando cualquier situación que te esté agobiando.

ESTA ORACIÓN TE LLENARÁ DE PAZ INTERIOR Y PAZ MENTAL




ORACIÓN DE PAZ MENTAL Y ESPIRITUAL

En las entrañas de mi corazón Señor Jesús, yo te siento, siento que te mueves dentro de mí, y que sacudes todo mi interior.

Estremécete y extrémeseme Jesús. Que cada movimiento tuyo se sienta como un torbellino de paz y de tranquilidad infinitas.

Inúndame de tu presencia, llena todo mi ser de Ti, y déjame sentirte y reconocerte dentro de mí.

Te pido, que Tú, Señor, seas mi paz, que todo mi mundo este cubierto por tu presencia, que nada me perturbe ni me quite la tranquilidad.

En el silencio de mi oración, estrecho mis lazos contigo, me dejo llevar por el sentimiento de inmensidad y plenitud que Tú me transmites.

Gracias Jesús, gracias por estar aquí, en mi presencia, por cubrirme, por llenarme por dentro, por encender el fuego de mi fe y por saciarme de tu amor.

Que mi vida sea un espejo de esto que siento en oración contigo, que la paz divina llegue a cada rincón de mi vida, a todas mis relaciones, a mi trabajo, a mi salud y a mi economía.

Ruego a Ti, mi Dios, que tengas misericordia de mí, y que no permitas que la locura, la violencia y los conflictos se instalen en mi mundo ni en el de mi familia y seres queridos.

SIENTE EN TU CORAZÓN ESTA HERMOSA ORACIÓN DE PAZ

Permíteme regocijarme cada día en tu paz, en tu dulzura y en tu protección y llevarlas a todos con los que estén cerca de mí.

En Ti, Señor Jesucristo, es el único lugar donde encuentro la paz que necesito; donde puedo parar el ritmo de pensamientos y situaciones que me agobian profundamente.

Hoy centro mi mente y mi corazón en tu paz. Hoy, es el sentimiento de recibir tu amor incondicional el que me fortalece y me hace invencible.

En cada respiración y en cada latido de mi corazón me uno más a Ti, y siento un mundo de belleza, de abundancia, de salud y de oportunidades vibrando dentro de mí.

Con cada respiración me conecto contigo, carne y espíritu, hombre y divinidad, y mi alma brilla traspasada por la luz del amor que me brindas.

En la calma de tu mirada yo me refugio en este día Señor, me hundo en esa paz profunda que me inspira tan solo pensar en Ti, imaginarte y dejarme tocar el alma por este sentimiento.

Abre mi mente, Señor, dame sabiduría, para que cada paso que dé en mi vida me acerque más a Ti.

Disipa, oh, Señor, todas las sombras que se han marcado en mi alma a través de mis pecados, mis penas y mis acciones inconscientes.

No permitas que la incertidumbre que a veces me domina me aparte de Ti, ni me guíe por el camino del sufrimiento.

EL SEÑOR TE LLENA DE PAZ Y CONFIANZA EN ÉL

Señor Jesucristo, enséñame a confiar en tu plan para mi vida; que nada llene de inquietudes mi mente cuando no sea capaz de comprender tus designios divinos.

Que tu propósito sea también mi propósito, que tus prioridades para mi vida también sean mis prioridades, que pueda transitar el camino que imaginaste para mí.

Restaura con tu amor todas las dolencias de mi cuerpo Señor, sana cada célula enferma y dame la salud que necesito para realizar tu plan en mi vida.

Toca mi alma con tu gracia Señor, sanándome de todas las heridas que han quedado marcadas por mi pasado y que a veces me mantienen en un estado de estancamiento espiritual y emocional.

Ayúdame a perdonar de corazón a quienes necesiten de mi perdón sincero, para que ellos también reciban la paz de espíritu y se quiten el peso que todos cargamos con nuestras culpas.

Restaura, Señor, mi vida, en todos los aspectos que no esté andando bien.

Ayúdame a ser feliz, en la soledad y en la compañía, y a través de todos los desafíos que tengo diariamente en mi trabajo y en mi vida personal.

Que tu amor siempre sea mi ancla para no dejarme hundir ni perder el control en momentos de tormenta y adversidad.

Que ese mismo amor que irradias hacia mí, y que me haces sentir en este instante, sea esa brisa suave que me llena de calma en días tranquilos, y que me recuerda que Tú, estás ahí, siempre a mi lado, siempre presente, siempre tangible.

Te pido mi Dios y Señor, que esa paz que hoy me trasmites a través de este hermoso encuentro contigo, no sea pasajera, y que perdure viva e imperturbable cada día, cada noche, cada instante.

Utilízame, Señor, para llevar tu paz también a mucha gente, para que, a través de mi vida, de mis palabras y de mi testimonio, otras personas reciban la plenitud de tu paz y tu amor entrando y transformando sus vidas.

Enriquece mi espíritu con tu luz, Señor, dame el alimento más importante: tu amor, tu gracia y tu perdón.

Así sea.

También te puede interesar:

Oración de sanación a nuestro Señor Jesucristo

Oración para alejar todo mal, a San Benito.

El Señor te da su amor y su perdón.

 




más para ti

Comparte:

Entradas relacionadas

error: Contenido protegido!!!
Privacy Preferences
When you visit our website, it may store information through your browser from specific services, usually in form of cookies. Here you can change your privacy preferences. Please note that blocking some types of cookies may impact your experience on our website and the services we offer.