EMPIEZA EL DÍA CON DIOS

empieza el día con dios

Empieza el día con Dios, dedicándole solo unos pocos minutos para que le demuestres lo importante que es para ti, lo importante que es que te acompañe durante todo el día.

Prepárate para recibirlo en tu corazón, para caminar a su lado en todo momento, para recibir bendiciones en tu vida y sentir su compañía, su protección y su amor abarcándote y saciando tu alma.




En nuestra relación con Dios cada día, podemos encontrar toda la fuerza, la voluntad, la fe que necesitamos para cualquier cosa tengamos que afrontar en el día a día.

O simplemente para que nuestra vida cotidiana sea tranquila, próspera y feliz; tanto para nosotros como para los seres que amamos.

EMPIEZA HOY EL DÍA CON DIOS




Mi Señor, mi redentor, te saludo en este nuevo día para pedirte que me acompañes en todo lo que haga hoy.

Señor, guíame en mi rutina diaria, en mi trabajo y en las cosas de mi hogar.

Quiero tener la certeza que en todo lo que haga hoy, Tú estás conmigo. Que me cuidas y me llenas de fe y paz.

Quiero dejarme llevar por el sentimiento de que todo lo que haga hoy es tu voluntad, que me llevas de tu mano.

Señor, te pido que me ayudes a solucionar todos los problemas que se me presenten hoy y los que tengo en este momento y que no sé cómo solucionar.

Con tu ayuda Señor, no le temo a nada; todas las cosas se hacen más fáciles, ¡todo se hace posible!

Ayúdame a tener un día tranquilo y productivo; un día con el amor de mi familia y amigos. Un día de bendición en mi trabajo y en mi vida personal.

Ábreme puertas de oportunidades en este día Señor. Preséntame el camino correcto que debo seguir para conseguir lo que tanto quiero.

Bendíceme; dame salud y larga vida. Dame paz, amor y una familia feliz y unida.

Te pido Señor, que en este día bendigas a mi familia, que cada uno reciba la luz de tu corazón guiándolos en sus vidas.

Que mi hogar sea un refugio de paz y amor. Y que la prosperidad este entre nosotros cada día.

Que este y todos los días tengamos el sustento abundante en nuestra casa, que sepamos administrar todo lo que Tú nos das.

Que los problemas que tengamos se resuelvan fácilmente y que haya siempre mucho amor en nuestros corazones y en nuestras vidas.

Señor, te pido que siempre prevalezca el respeto y la lealtad entre nuestra familia.

Que Tú, Señor, siempre seas el centro de mi vida y de nuestro hogar.

Amén.

También te puede interesar:

Entra en nuestra casa Señor Jesús

Señor, gracias por este nuevo día

Oración para recibir la provisión económica

 




más para ti

Entradas relacionadas