BENDÍCEME SEÑOR EN ESTE DÍA

bendiceme señor

Bendíceme Señor en este día, entra en mi vida, inundando y tocando todo con tu amor y tu presencia.

Elevo esta oración para entregarte este día, para confiar a ti a mi familia y todos mis asuntos. Eres mi refugio Señor, no puedo empezar mi día, sin antes saber que Tú tomas el control de él y que me guías.

Mis días son diferentes cuando te siento conmigo a cuando estoy alejado de ti. Tú me das la paz y la fortaleza en cada situación y puedo andar confiado. Bendíceme Señor!




BENDÍCEME SEÑOR




Bendíceme señor! vengo a ti mi Señor, mi Dios, tú que has estado conmigo desde siempre, te pido Señor, que me abraces fuertemente; que te quedes conmigo en cada paso que doy, en cada decisión.

Bendíceme en este día Señor, toma todos mis asuntos y mis problemas en tus manos.

Abro mi corazón a tu presencia Señor, para que tú lo habites sanando mis heridas y dándome la fortaleza para afrontar todas las pruebas que se me presenten con total confianza y fe en ti.

Bendice Señor, a mi familia, para que cada uno de ellos reciba tu protección, para que nada malo los pueda tocar ni hacer daño. Para que estén sanos, felices y en paz.

Bendice Jesús, mi trabajo (negocio), para que sea una fuente de prosperidad, tranquilidad y crecimiento.

Bendice amado Señor, mi salud, para sanar todo mi cuerpo, limpia en mi todo lo que me causa enfermedad, dolor o sufrimiento.

Señor, bendice mi mente, para que mis pensamientos siempre estén contigo, para que sepa pensar como un buen cristiano y deje a un lado cualquier pensamiento de resentimiento o desamor hacia los demás.

Bendice Señor Jesús, mi país, para que haya paz, justicia social, equidad y menos desigualdad.

Abro mis brazos al cielo Señor Jesús, y elevo mi corazón pensando en ti, para recibir esta bendición tan grande que tú hoy me quieres dar.

Estoy preparad@ Señor, para vivir este día lleno de bendiciones, para disfrutar de las mieles de tu amor incondicional y tu misericordia.

Ahora eres tú, Señor, quien toma el timón de mi vida, quien me conduce en la seguridad, la alegría y la abundancia hacia cada experiencia de este día.

Mi corazón se enaltece al sentir tu presencia, mis enemigos tiemblan y se alejan, mis miedos ya no están más.

Tú, mi Dios, me das la seguridad que necesito para caminar con total confianza, para actuar de acuerdo con tu plan divino para mí.

Hoy es un día de bendición, así lo recibo y así lo viviré!

Amén.




más para ti

Posts Relacionados