AYUDAME SEÑOR EN MI TRABAJO Y ECONOMÍA

ayudame señor en mi ecocnomia

Ayúdame Señor en mi economía y en mi trabajo, es lo que pedimos a nuestro Señor Jesucristo en esta oración que podemos hacer cada día para entregar a Jesús nuestro trabajo, metas y proyectos, para que sea Él quien nos guíe por los caminos de la prosperidad de su mano y aleje de nosotros a las personas que nos perjudican y todos los obstáculos que se nos presenten.




Jesús quiere que seamos prósperos, que tengamos éxito en nuestra vida y en nuestro trabajo, que proveamos a nuestras familias con el fruto honesto de nuestro trabajo.

Si confiamos en su compañía y la asistencia de sus ángeles podemos quitarnos la carga de la incertidumbre sobre nuestros hombros y vivir agradecidos y a la expectativa de las bendiciones que el Señor cada día tiene para nosotros.

AYÚDAME SEÑOR EN MI ECONOMÍA




Ayúdame Señor en este día a encontrar la solución a mis problemas, señálame el camino que debo seguir para resolver de la mejor manera y de acuerdo a tu voluntad mis necesidades más urgentes.

Ayúdame Señor a prosperar en mi trabajo, en mi economía, en mis emprendimientos, en mis metas y proyectos.

Que pueda sentir tu presencia en mis asuntos, guiándome para tomar las mejores decisiones y poniendo en mi camino a las personas que necesito para salir adelante y cumplir mis sueños.

Ayúdame Señor a apartar de mi camino a todas las personas que con sus acciones, pensamientos o malos sentimientos, entorpecen mi prosperidad y mi felicidad.

Bríndame la dicha de tener a mi lado amigos, compañeros, socios y personas que deseen para mí lo mejor, con los que pueda trabajar y convivir honestamente sin miedo a ser traicionado o estafado.

Ayúdame Jesús, a trabajar cada día con entusiasmo, a tener la motivación para hacer lo que quiero y lo que me gusta. A salir adelante con ello y brindarle una vida segura y próspera a mi familia.

Que de tu mano y con la guía de tus ángeles, pueda tener una vida cada vez más productiva, tranquila y abundante.

Que pueda reconocer las oportunidades que Tú pones en mi camino cada día y a hacer a un lado fácilmente los obstáculos que se me presenten.

Guíame Señor, enséñame a confiar en Ti ciegamente, a sentir la fe que todo lo hace posible y a tener siempre ganas de trabajar, de vivir y de seguir luchando por lo que quiero.

Ayúdame Señor, en este y todos los días de mi vida a sentirme una persona productiva, que sea capaz siempre de obtener con el fruto de mi esfuerzo y de mi trabajo honesto el sustento abundante para mi hogar y para mí.

Que sepa aprovechar al máximo la vida que Tú me has brindado; viviendo dignamente, con amor por la gente que me rodea, con honestidad, con fe y con salud para poder disfrutar de todo ello.

Ayúdame Señor Jesús, nunca me dejes sol@, porque Tú eres mi roca en la que me sostengo cada vez que siento que me hundo, y el manantial que siempre me brinda torrentes de felicidad, salud, abundancia y paz.

Siempre necesito de Ti Señor!

Amén




más para ti

Entradas relacionadas