Scroll Top

A LOS ÁNGELES CUSTODIOS DE LA CASA

oracion a los ángeles custodios

¡Ángeles Custodios! escuchen nuestro llamado con esta oración, para encomendarles nuestra casa, nuestro hogar, la familia completa y a cada uno de los miembros de ella para su protección.

Bajo sus alas nos cobijamos en este día y les pedimos que entren en nuestro hogar y tomen posesión de él con su amor y su alegría. Inundando todas las habitaciones con su luz y su angelical compañía.




Haz esta poderosa oración a los ángeles custodios, todos los días o cada vez que puedas, para que tu hogar y tu familia siempre estén protegidos y acompañados de estos seres que nos aman tanto y que siempre están dispuestos a servirnos.

ORACIÓN A LOS ÁNGELES CUSTODIOS




Ángeles custodios de nuestro hogar y nuestra casa, los invoco en este día, vengan a mi presencia, pósense sobre esta casa en donde me encuentro, entren por el techo, los muros, el piso, las puertas y ventanas.

Les doy la bienvenida a este hogar y les ofrezco esta casa para que la visiten y habiten en ella desde ahora y para siempre.

Vengan sobre nuestra casa, llénenla con su presencia para que todos podamos sentir la paz, la armonía y la protección angelical.

Líbrennos de las discusiones y peleas, de las traiciones entre nosotros, de los malos tratos, del irrespeto y de la falta de amor.

Ángeles custodios de nuestra casa, permítanos sentirlos entre nosotros y llegar a ustedes con facilidad cuando más los necesitemos.

Con su dulce presencia, todo es más llevadero y más fácil de solucionar.

Con su afable compañía, cada día se llena de luz y amor.

Sientan el amor que tenemos por ustedes, ángeles de luz, que nos protegen y nos cuidan.

Alejen de nuestro hogar y de nuestra casa, toda persona que quiera acercarse para hacernos daño, robarnos o crear discordia entre nosotros.

Que ningún alma maligna pueda destruir nuestra unión familiar y nuestra lealtad.

Que ningún enemigo con cara de amigo, pueda acercarse a nosotros.

Envuélvanos, a todos juntos y a cada uno de los miembros de esta familia, con sus alas de amor y protección, dentro y fuera de casa.

Llévennos y tráigannos con bien. Que estén ustedes, nuestros ángeles custodios a nuestro lado, en todo momento; dentro de casa y fuera de ella.

Que vayan mostrándonos los caminos por donde debemos transitar con seguridad y confianza.

Y que alumbren nuestro mejor destino todos los días, para estar seguros y para que nos vaya bien todos los días.

En la enfermedad, solo nos basta su dulce caricia para aliviar nuestros dolores físicos.

En la ignorancia, esperamos el susurro de su sabio consejo para tomar siempre la mejor decisión.

No permitan que caigamos en la depresión, la tristeza y la desesperanza.

Imprégnenos de su alegría, de su pureza y de su amor por nuestros Señor Jesucristo.

Encomendamos en sus divinas manos, la salud, el estudio y el trabajo de todos los que vivimos en esta casa.

Para que ustedes nos ayuden ante cualquier dificultad y podamos solucionarla rápidamente.

Encomendamos a ustedes, ángeles custodios de nuestro hogar, que nunca nos falte el alimento y la provisión para suplir todas nuestras necesidades.

Que tengamos siempre la sabiduría para solucionar de la mejor manera nuestras diferencias y que por encima de todo, nos mantengamos unidos y llenos de fe.

Vengan ángeles custodios, especialmente sobre los niños y jóvenes de nuestra familia.

Protegiéndolos de toda maldad, de la enfermedad, de los peligros y amenazas, y de que caigan en cualquier tipo de vicio.

Les pido de corazón, que los cubran con sus alas, que no permitan que las personas que quieran desviarlos del camino del bien se acerquen a ellos.

Que podamos educarlos correctamente para que tengan una vida como adultos tranquila y feliz.

Les pido que nos ayuden a mantener la seguridad económica en nuestro hogar, que no nos falte lo necesario para vivir dignamente, para cumplir con todas nuestras obligaciones financieras y para darle una buena educación a nuestros hijos.

Hoy me cubro con sus alas y veo a mi familia cubierta por sus enormes y hermosas alas de ángeles de las que brotan el amor, la alegría, la seguridad y la paz.

Escuchen mi llamado ángeles de mi casa y de mi hogar, no permitan que mi familia pase por necesidades ni tragedias.

Los invito una vez más a que habiten con nosotros y hagan parte de esta familia, con su compañía día y noche.

Amén.

También te puede interesar:

Oración a mi Buen Pastor: Jesús

Oración a los corazones de Jesús y María

Oración a los ceres celestiales




más para ti

Comparte:

Entradas relacionadas

error: Contenido protegido!!!
Privacy Preferences
When you visit our website, it may store information through your browser from specific services, usually in form of cookies. Here you can change your privacy preferences. Please note that blocking some types of cookies may impact your experience on our website and the services we offer.